1. El Behique

Autoridad Médica Indígena: El Behique

El behique, bohique o buhitío era un personaje necesario en toda la tribu, y ocupaba un puesto privilegiado en la pirámide social después del cacique y los nitaínos. “Ellos representaban el nivel de desarrollo social y religioso de los taínos” 1. Los behiques poseían un “poder sobrenatural” que los convertía en personas respetables y temidas. Al igual que la generalidad de shamanes, no eran sacerdotes, sino fundamentalmente médicos-hechiceros, aunque, también ejercían el papel de teólogos, adivinos y profetas. Para convertirse en Behique, se requería un aprendizaje muy extenso y muchos días de ayuno, prácticamente absoluto. “El ayuno que algunos hacían principalmente los behíques o sacerdotes o hechiceros… Ayunaban cuatro meses y más continuos, sin comer cosa alguna, sino solo cierto zumo de yerba o yerbas, que solamente para sustentarlos, que no muriesen, bastaba”2

Entre las funciones que realizaban, se encontraban:

  • Organizar el culto: Los Behiques  o shamanes, junto con los caciques, eran los anfitriones de las ceremonias o ritos religiosos. Entre los cuales se destaca el rito de la Cohoba, en el cual, luego de varios días de ayuno, éstos inhalaban un alucinógeno que llamaban “cohoba” que consistía en semillas de un árbol conocido como “Anadenthera Peregrina” y conchas de caracoles quemados, ambos pulverizados. Este polvo les provocaba alucinaciones y les hacían imaginar que tenían una charla con los dioses, los cuales les daban instrucciones de las acciones que debían tomar respecto a ciertas situaciones. “El resultado eran unas mezclas muy secas y bien pulidas, de color canela” 2
  • Comunicar las tradiciones tribales: Los behiques también se encargaban de realizar actividades mediante las cuales traspasaban el conocimiento adquirido tras muchos años de experiencia al resto de la tribu, con el fin de que éste no se perdiera con las futuras generaciones. Un ejemplo de estos ritos, es el areito, en el cual, al igual que en rito de la cohoba, se drogaban con alucinógenos y danzaban al ritmo de maracas y tambores. No se compartían los conocimientos médicos ya que éstos se reservaban exclusivamente para los futuros shamanes, los cuales iban a sustituirlos en el ejercicio de la hechicería y el curanderismo.
  • Educar a los hijos de los caciques y ser consejeros de estos: Al ser los behiques subordinados allegados al cacique, éstos les encomendaban la educación de sus hijos, confiando en que el behique los guiaría por el camino que los dioses tenían preparado para ellos.
  • Confeccionar las figuras en honor a distintos cemíes: Los behiques se encargaban de elaborar las representaciones de los dioses mediante una gran variedad de materiales, como la piedra y el barro.
  • Curar a los enfermos: Esta última los distinguía en mayor medida que las demás debido a su vasto conocimiento en botánica, medicina, y otras ramas; lo cual les confería el privilegio de ser los únicos encargados de este oficio. Por supuesto que estos “médicos” de la tribu no poseían conocimientos científicos de anatomía o fisiología, eran puramente intuitivos. “Parecen haber tenido ciertos conocimientos en relación con los cinco sentidos principales, teniendo en cuenta que estas funciones le ponían en con el medio externo, el peligro y la supervivencia.”3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: